martes, 2 de septiembre de 2014

Hace 8 años... (2)

En "sólo" cinco horas después de la inducción, por fin nacía mi precioso Alex... 

No hay palabras, todas las madres lo saben, para expresar el dolor de un parto y cómo todo se borra, se olvida cuando por fin tenemos a nuestros hijos en los brazos.

Ahí estaba Alex, empezando a iluminar mi vida con su maravillosa presencia.

Mi cara lo dice todo: una mezcla de cansancio e inmensa felicidad.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Hace 8 años... (1)

Hace 8 años, así estaba... enorme, muerta de calor, con unas ganas locas de dar a luz, con miedo porque me iban a inducir el parto al día siguiente (ya que mi pequeño no quería salir y llevaba más de 42 semanas dentro de su mamita) y con muchísimas ganas de conocer a mi nuevo hijo: Alex.



jueves, 28 de agosto de 2014

¡He publicado mi libro!

Lo que voy a escribir a continuación no tiene nada que ver con el homeschool o la educación de los niños, nada, pero es una alegría personal que quiero compatir con todos.

¡He publicado mi libro!

Hace más de dos años decidí escribir (en español) una guía práctica para las au pairs (también hay chicos que son au pairs), recopilé mucha información, muchísimos testimonios, leí cientos de blogs y poco a poco fui escribiendo mi guía práctica.

Trato de todos los temas que se pueden imaginar y sigo paso a paso todo el proceso de ser au pair, desde el momento en que la persona decide que quiere ser au pair hasta lo que pasa a la vuelta a su país. Alterno consejos, trucos con testimonios de las que han pasado por ahí. Se puede considerar un libro de consulta con testimonios reales a veces duros, a veces tiernos y muchas veces divertidos.

De momento, es la única guía publicada para au pairs. Me parecía importante que las chicas/los chicos que lo dejan todo para ir a vivir con una familia en un país desconocido fueran conscientes de lo que realmente les esperaba.

Lo tenía en venta en formato PDF, en Kindle (en Amazon) y ahora lo tengo en papel.

A veces he visto en película el momento en que llega la caja tan esperada con los libros recién impresos, pues esta vez lo vivía yo. Casi le doy un abrazo a la cartera de lo feliz que me puse, dejé luego la caja en mi mesa para disfrutar del momento, luego la abrí y miré mi libro, mi primer libro, me sentí muy orgullosa.

Porque lo he hecho todo sola, desde la redacción hasta el blog 100% au pair, la página Facebook, formatear el libro para la impresión, crear la portada, todo yo solita.

Así que quería compartir esta alegría con todos. Gracias por perdonarme este exceso de orgullo...

domingo, 17 de agosto de 2014

Inglaterra agosto 2014

Hemos vuelto de nuestro fantástico viaje a Inglaterra, hemos visitado varias ciudades, visto miles de cosas, aprendido muchísimo y compartido más aún.

Para no olvidar ningún detalle, nos hemos comprado cada uno un cuadernito y un bolígrafo e íbamos anotando cada día lo que hacíamos.


Todo ha sido maravilloso y en estas dos semanas no hemos tenido ningún problema, ningún incidente (excepto el último día, pero nada grave). 

Todos los ingleses con los que hemos tratado han sido extremadamente amables y sonrientes, siempre atentos a ayudarnos cuando andábamos un poco perdidos o a aconsejarnos lo mejor posible a la hora de comprar o pedir comida. Thank you very much.

El clima ha sido muy bueno gran parte del viaje, daré detalles para cada ciudad.

Estar dos semanas constantemente juntos ha sido una maravilla, nos hemos vuelto a encontrar y quizás eso haya sido lo mejor de este viaje: estar juntos y disfrutarlo.

Hemos visitado Londres, Cambridge, Oxford, Bath (Stonehenge).


He aquí el relato y las fotos de cada día/aventura:

Day 1: Home -> London
Day 2: London
Day 3: London
Day 4: London
Day 5: London -> Cambridge
Day 6: Cambridge
Day 7: Cambridge
Day 8: Cambridge -> Oxford
Day 9: Oxford
Day 10: Oxford -> Bath
Day 11: Bath & Stonehenge
Day 12:Bath -> London
Day 13: London
Day 14: London -> home

Ha sido maravilloso y os invitamos a todos a descubrir Inglaterra, su gente, sus paisajes y su clima... un poco especial...

UK 2014: Day 14: London -> Home

Hoy es nuestro último día en Inglaterra. Por una parte nos apetece quedarnos y seguir descubrido mil cosas cada día, por otra parte echamos de menos el calor y nuestro pisito. He vivido en varios países y en muchas ciudades, y donde vivimos ahora es el único sitio donde estoy feliz de volver, sé que no es donde nací, sé que nunca me integraré del todo, pero sí que me gusta y me siento "en mi casa", aunque a veces me harto y tengo ganas de irme a vivir lejos, jajaja.

Salimos del hotel a las 09:30 y vamos a la estación de autobuses para ver qué autobús hay que coger según la hora de nuestro vuelo (17:20), es el mismo chico que me atiende y le digo riendo que le prometo que es la última vez que vengo a hacerle preguntas, se ríe y me dice que es un placer ayudar, thank you! Nos aconseja coger el autobus de las 14:00, hay uno cada cuarto de hora y el trayecto hasta el aeropuerto dura 1 hora y 45 minutos, perfecto. Ahí estaremos.

¿Qué quieren hacer mis chicos? ir a dar sus últimos cacahuetes a los animales de Saint James´s Park, por mí perfecto, no hace frío, no llueve, me queda terminar un libro en la Kindle. ¡Al parque vamos!

Una vez ahí, dejamos las mochilas en el suelo y al sentarme oigo "crac" y siento aire fresquito... pues sí, acabo de romper mis pantalones, despavorida llamo a Maxime para que me diga si se ve "algo" y tengo que morirme de vergüenza. 

Estamos cerca de Buckingham Palace, comprar otro pantalón sería la ruina absoluta y el otro que tenía lo mandé con la última caja para España... 

Maxime se ríe y me dice que no, no se ve nada, me agacho para que me diga si así tampoco se ve y deja de reírse porque sí que se ve algo (algo de pierna)... Oh my God! 


Así que hasta que lleguemos a casa no puedo agacharme, decido tumbarme en el suelo y leer como si nada...

Los niños pasan tres horas dando de comer a todos los animales que ven, los turistas les sacan fotos porque como ya hemos venido muchas veces, ya se saben los trucos para atraer a las ardillas (hay que sacudir la bolsa de cacahuetes y se acercan).

A las 12:45 de repente me pregunto: "¿dónde está Félix?", Félix es un conejo de peluche que le compré a Alex cuando tenía ocho meses, estábamos de viaje a Alemania y desde entonces nos ha acompañado siempre a todos sitios... ¿Dónde está Félix? Miro en la mochila de Alex, nada... la de Maxime, nada... la mía, tampoco. Le llamo a Alex y me dice, no muy seguro, que lo ha metido en su mochila, pero como no está, debe haberse quedado en el hotel... 

Calculo el tiempo que nos queda antes de coger el autobús y si nos damos prisa, podemos recuperar a Félix y llegar sin problema. Hemos vuelto casi corriendo al hotel y el chico de recepción no entendía de qué hablaba, le explico un conejo, se llama Félix, tiene un peto rojo... 


Y de repente lo veo, al lado de los cereales del desayuno, entro, lo cojo, se lo doy a Alex, le doy las gracias al chico y nos vamos corriendo a la estación de autobuses.


Esto habrá sido el mayor "incidente" de este viaje, el único "fallo e imprevisto". 



Siempre que nos vamos de viaje pasa algo, es parte del viaje, luego se cuenta como anécdota, un volcán que explota en Ecuador, Alex que coge "gripe" en República dominicana porque ahí le llaman así a cualquier resfriado, aviones que se van si nosotros porque llegamos tarde, DNI que me roban y tengo que volver en tren, etc. Procuro organizarlo todo, pero así son los imprevistos, llegan y fastidian. Pero durante este viaje, con mis dos niños, cientos de kilómetros en autobús, varias ciudades, muchos pasos dados, no ha habido ningún problema. ¡Qué bien!

Metemos a Félix en la mochila de Alex y nos vamos. Maxime perdió su dudú en República Dominicana y fue un trauma, era una camiseta que tenía desde sus 4 meses, o sea más de nueve años, la conseguía lavar de vez en cuando pero era una cosa casi asquerosa, de blanco había pasado a ser color gris, ya tenía muy poco de camiseta, pero era importante para mi hijo, la usaba para dormir y esta "cosa" nos acompañó durante todos nuestros viajes. Pues, lo dejó en la cama, la señora de la limpieza no entendió que "eso" era el objeto de más valor de mi hijo y lo tiró a la basura... ¡Menudo drama! Maxime lo buscó por todos sitios, bajé a recepción a ver si podían encontrarlo, hablaron con la señora de la limpieza que dijo que pensaba que era un trapo viejo que había que tirar, los llevaron los camiones de la basura... Pobrecita, hasta le daba pena. Pues nada, ahí se quedó el dudú de Maxime, lo sigue recordando con cariño y nostalgia.

Cogemos el autobús de las 13:45 y empieza a llover fuertísimo, de repente. Los niños juegan con sus Nintendos y no se da cuenta, pero es una verdadera tormenta, el cielo está súper negro, hay rayos y truenos. Al salir de Londres hay un atasco inmenso porque parte de la calle se ha inundado... Miro constantemente la hora, pero vamos bien, hemos salido con tanta antelación que aunque nos retrasemos un poco, no pasa nada...

Empieza a caer granizo y algunos coches se paran porque, me dice el conductor, tiene agua que ha entrado en su motor. Le pregunto si este tiempo es normal y me dice que no. 


Le cuento que ahora entiendo más que nunca porque tantos ingleses se vienen a España de vacaciones y nos reímos.

Llegamos con quince minutos de retraso, todo perfecto. Damos unas vueltas por las tiendas del aeropuerto, compro algo de comer y esperamos la salida del avión, sale muy puntual y llegamos a casa sobre las 21:30. Pensaba coger el autobús pero he visto a los niños muy cansados, además tanto calor de golpe nos ha aniquilado. Cogemos un taxi y a los pocos minutos el taxista me está hablando de la crisis...


Llegamos a casa y estamos súper contentos, felices de nuestras vacaciones y felices de volver a nuestra casa, nuestras camas, con la cabeza llena de recuerdos, de emociones, de colores.



Doy gracias a mis hijos por ser tan maravillosos, Maxime tan sabio y generoso, Alex tan divertido y valiente, ha andando muchísimo sin jamás quejarse. Gracias por ser capaces de apreciar las cosas más pequeñas, gracias por ser tan buenos, agradables, abiertos... Je vous aime !